Historia de los Canales Navegables en Europa

Desde muy antiguo los humanos utilizaron embarcaciones para navegar por los ríos y lagos, bien para su desplazamiento o para el transporte de mercancías.

El transporte fluvial se desarrolló durante siglos. Sin embargo la navegación se limitaba a las redes naturales, algunas veces salvajes y desconectadas entre ellas.

En el siglo XV empezó la construcción de canales navegables y la navegación fluvial inició su expansión. Inicialmente las vías fluviales eran                  gabarras-antiguasutilizadas para el transporte de mercancías y personas. Hoy en día su uso mayoritario es el turístico.

UN POCO DE HISTORIA

Siglo XV. Arquitectos y constructores franceses utilizan nuevas invenciones para construir canales cada vez más largos que hacen más fáciles los intercambios y permiten el desarrollo de la navegación fluvial. Las esclusas con cámara: formadas por dos puertas entre las que se encuentra una cámara que sirve para cambiar de nivel y recuperar la diferencia de altura entre una parte y la otra del canal. Este tipo de esclusa sigue siendo a día de hoy el más utilizado.

El canal de alimentación artificial: ayuda a gestionar los niveles de agua.

Siglo XVII. Se finaliza el primer canal de reparto el Canal de Briare une por vía navegable los ríos Sena y Loira.
En 1681 se inagura el Canal du Midi que unirá el océano Atlántico con el mar Mediterráneo. La construcción del Canal du Midi duró 15 años, se inició durante el reinado de Luis XIV y lo construyó el arquitecto y financiero Pierre Paul Riquet.

plano_canal_midi

Plano antiguo del Canal du Midi

El Canal du Midi merece mención aparte. La construcción de este canal lo soñaron gobernantes como Cesar Augusto, Carlomagno o Enrique IV por ejemplo. Las necesidades económicas y políticas impulsaron a Luis XIV a poner en práctica esta vieja quimera de los gobernantes franceses. El coste de la obra fué de 17 millones de libras de la época y fué costeada por el Rey, la provincia y el propio constructor Riquet. Trabajaron cerca de 12000 obreros que tuvieron que solventar los numerosos problemas técnicos que fueron surgiendo, teniendo que construir varios puentes canal y túneles para salvar la orografía.
El Canal du Midi forma parte desde 1996 del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.
Siglo XVIII Gracias a los canales de unión que permiten unir ríos de diferentes regiones, la navegación fluvial está en pleno apogeo reemplazándose en buena parte la circulación marítima de mercancías por el transporte fluvial interior.
Siglo XIX. Los canales ya son una red estratégica y una necesidad económica, empiezan a unir países entre ellos, favoreciendo los intercambios comerciales en territorio europeo.

Durante la segunda mitad del siglo la invención de los embalses permite canalizar pequeños y grandes ríos como el Sena o el Yone e incrementar las vías navegables europeas.

Rheinsberg-Alemania

Rheinsberg-Alemania

Siglo XX. Después de la 1ª guerra Mundial los canales fluviales empiezan a interesar a la industria turística. La región de los Norfolk Roads en Inglaterra fue la cuna del turismo fluvial moderno.
Hoy Europa es el destino principal para los practicantes del turismo fluvial y gracias al desarrollo del alquiler de barcos sin licencia multitud de aficionados del mundo entero descubren cada año los encantos y tesoros de nuestros canales y ríos.
En la actualidad Europa cuenta con las redes fluviales más largas, Francia con 8500 km o Alemania con 7339 km navegables son algunos de los ejemplos de esta expansión.

Camarga Aigues-Mortes

Aigues Mortes – Camarga

El turismo fluvial, es un turismo verde que nos permite practicar actividades al aire libre. También es un turismo cultural, educativo y gastronómico. Cientos de kilómetros de historia, arte y especialidades gastronómicas nos esperan.

DESCÚBRELO